La semántica y el empleo

Este post de hoy, no es más que una reflexión personal. Sin más pretensiones que llevar a la reflexión y ser breve.
No se si esos que gobiernan nuestros destinos, en lugar de estar a nuestro servicio (que es lo que deberían hacer), esos que nos deberían estar agradecidos por haberles dado la oportunidad de ocupar esos privilegiados puestos; parecen no darse cuentas de gestos negativos, que aunque parezcan no tener importancia, están ahí y tienen bastante profundidad.
Me ha llamado mucho la atención que la gente dice: “Voy a la oficina del paro”. Es lógico, se va mucho más a dicha oficina por malas noticias que por buenas. Los trámites de un despido, una liquidación por fin de contrato, solicitar la prestación por desempleo o el subsidio, renovación de la tarjeta de desempleado, etc… ganan a llamadas para realizar entrevistas para un nuevo empleo o para anunciarte ofertas que se adaptan a tu perfil.
Debido a esto, he buscado en Google el término “oficina del paro”, son las oficinas de empleo las que aparecen. Esto significa que los encargados del SEO de dichas páginas se han visto obligados a usar estos términos o palabras claves en los motores de búsqueda, ya que es el modo en el que la gente lo busca.
La gente de la calle se ha desconectado de la clase política y ha llegado a tal punto que apenas les escucha. Y es lógico. ¿Por qué? La viñeta bajo este párrafo, por sí sola es más que reveladora. Escuchas y crees, no ves resultados y te desesperas pero escuchas queriendo creer, hasta que llega el momento en que no escuchas, así de sencillo.
Seguro que no soy el único que se ha dado cuenta de la mentalidad negativa de nuestra sociedad, que está llena de motivos, pues ha sido golpeada por los efectos de una crisis que no ha provocado, cual sparring en un ring de boxeo. Le ha tocado pagar aquello que no ha provocado.
Pérdidas de miles de puestos de trabajos y derechos, unidos a subidas de impuestos y rebajas de indemnizaciones que, para colmo, ahora están sujetas a impuestos. Unas subvenciones que se suponen que están para ayudarte mientras te encuentras a la deriva entre un puesto de trabajo perdido y una nueva oportunidad deseada, ese Dorado que todos anhelamos, pero que tarda en llegar.
Sería muy interesante ver cómo cambia esta tendencia y ver que la alegría, la esperanza y el positivismo se apodera de nuestra gente y hablan de EMPLEO, así, en mayúsculas. Ojalá todo el mundo use en Google “oficina de empleo” y los encargados en SEO, puedan poner el signo menos (-) delante de la palabra paro porque ya nadie la busque para estos menesteres.
Propongo ese reto a nuestros representantes políticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s