¿Cómo convertir Huelva en un destino turístico?

Leía en una entrevista, en la prensa de Huelva a un representante de una agrupación empresarial onubense, en la que se ponía de manifiesto poco más que el mal para el desarrollo de la provincia como destino turístico, era la falta de infraestructuras, y como otras muchas veces, se referían a la vital necesidad de un aeropuerto para desarrollar el destino.

Es evidente la falta de grandes transportes, pero de ahí, a poner el centro de la organización de un destino en un aeropuerto o en el AVE, deja de manifiesto que algo está fallando y que aún no está muy claro el concepto de destino turístico para el sector empresarial y para los gobernantes. Si de un aeropuerto y del AVE dependiera el desarrollo de un destino turístico, Ciudad Real y Valladolid podrían ser dos destinos turísticos de primerísimo nivel, sin embargo, no lo son.

¿Cuál es la definición de destino turístico?

En primer lugar, sería importante que se tuviera clara la definición de destino turístico:

Según Wikipedia: “Zona o área geográfica ubicada en un lugar lejano y que es visitada por el turista, cuenta con límites de naturaleza física, de contexto político y de percepción por parte del mercado. Desde el punto de vista empresarial, tanto estratégico como organizativo, el perímetro del destino lo constituyen las relaciones que se edifican entre el conjunto de unidades productivas que participan en la actividad turística”.

Balagué y Brualla (2001) consideran el destino turístico como “la formalizacion de aquellos nuevos espacios geofísicos de interés o de aquellos otros que quieren plantearse una reconsideración de su valoración hacia parámetros turísticos posibles para la potenciación de sus estructuras actuales”.

Funciones

Las funciones vienen determinadas por sus objetivos como estructuras urbanísticas, sociales y culturales, etc…

Pueden ser el uso de espacios para producir, atraer turistas y visitantes, convertirse en un centro de acontecimientos internacionales o la rentabilidad económica para el sector y la rentabilidad social para los habitantes locales, etc…

La satisfacción siempre va a ser el objetivo último y más importante, y se consigue mediante la concreción de las funciones. Pero, sobretodo, vendrá dada por dos condiciones fundamentales:

  • Las condiciones generales del entorno.
  • Las condiciones que el turista relaciona directamente con la oferta.

Se podría decir que antes de pensar en nuestra provincia como un destino turístico internacional que necesite, por ejemplo, un aeropuerto, es necesario crear una serie de acontecimientos de índole internacional que sitúen en el mapa a Huelva como destino inminentemente internacional.

Los Agentes

La coordinación de los agentes confiere ventajas competitivas, asegurando que el potencial del destino ofrezca valor añadido.

El éxito va a depender del desempeño de los roles que los agentes tienen establecidos. La implicación y el consenso de los agentes sociales implicados es fundamental para el éxito:

  • Los turistas.
  • El sector económico y social turístico.
  • Las administraciones públicas.
  • La sociedad en general.

Podemos decir que si no se implica y se forma a la sociedad en general, para que se sensibilice y cuide el entorno, tenga conocimiento del valor turístico de los diferentes atractivos, sean buenos conocedores de la oferta turística de su zona y hagan de embajadores y anfitriones, etc… es muy posible que el destino no funcione.

Los Componentes

Los destinos se componen por productos turísticos estructurados a partir de los recursos o atractivos del lugar.
  • Los atractivos: Son los componentes que desencadenan el desarrollo turístico. Son susceptibles de ser puestos en valor.
  • Los productos: Agrupa los recursos territoriales buscando la satisfacción del público objetivo. Tenemos que tener en cuenta que lo principal es la experiencia que obtiene el turista y esta calidad depende de la autenticidad de los componentes.
Es evidente que hay que mantener un inventario totalmente actualizado de todos los atractivos turísticos del destino y agruparlos en productos turísticos. Un producto turístico bien estructurado es básico para triunfar como destino.

La Estructura

Se fundamenta en los productos turísticos con personalidad, homogéneos, complementarios, de modo que el turista perciba una oferta global excelente, una cartera de productos bien estructurada.
El destino se compone de:
  • Uno o varios elementos centrales (playa, nieve, gastronomía, etc…).
  • Elementos periféricos (equipamiento hotelero, instalaciones turísticas e infraestructuras en general).
  • Elementos complementarios. Cuantos más elementos complementarios, mayor posibilidad de fidelizar a los clientes y atraer nuevos públicos.
Los elementos pueden ser tangibles (atractivos, infraestructuras y equipamientos, factor humano, productos locales, etc…) o intangibles (hospitalidad, accesibilidad, seguridad, sanidad, acogida, interpretación, etc…).
Además de las infraestructuras de transportes, también es necesario la creación de museos que muestren la riqueza histórico-cultural de la provincia.
Huelva tiene un elemento central que es el turismo de sol y playa, pero si se mima y se cuida lo suficiente, la gastronomía podría ocupar también ese eje central dentro del destino, además se los espacios naturales si se les da el protagonismo que merecen, aportando la ventaja de que podría ayudar a terminar con la estacionalidad.
A nivel de infraestructuras, una de las mayores lacras y que deberían ser corregido con la mayor urgencia, no es tanto el transporte desde los mercados emisores, como establecer un servicio de bus con una frecuencia adecuada desde los aeropuertos de Faro y Sevilla, así como una mejora considerable del transporte interno provincial.

 

Como conclusiones finales, podemos decir que para crear un destino competitivo, necesitamos:

  • Aprovechar todo el potencial que nos ofrecen las nuevas tecnologías en las acciones promocionales y en la operativa del destino.
  • Buena segmentación y profesionalidad, ya que el turista está más informado que nunca.
    Seguridad.
  • Aumento de la cooperación entre el sector público y privado.
  • Fortaleza cualitativa de los activos y continua puesta en valor de los recursos.

Este artículo fue publicado originalmente en Hosteltur, noticias de turismo: “¿Cómo convertir Huelva en un destino turístico?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s